Español

A partir de la tensión generada por Wikileaks, que además de la privacidad invitó a la revisión de la información y la importancia que tiene su construcción en relación Estado-Ciudadano, comenzó un nuevo “momentum” donde la información de las herramientas de Gobierno Electrónico es construida por todos los actores que participan en la misma (Estado, Empresa Privada, Ciudadano, Interestatales, etc), lo cual garantiza veracidad, participación y transparencia en un mundo que cada vez es menos tolerante con la forma como el gobierno maneja la información.

Múltiples emisores, un solo canal y un mensaje final: El Gobierno es construido por todos. El flujo de información en la actualidad es de grandes dimensiones, y la misma hace que la ciudadanía esté en el centro del asunto, cuando mucha de esa información es referente de las acciones de sus gobiernos en materia pública. La publicación de información clasificada ha generado que la sociedad cambie su mirada sobre las acciones de los gobiernos sobre la ejecución de dineros y los fines de los mismos, pero también ha generado un malestar sobre la privacidad y la participación que tiene la ciudadanía sobre la injerencia de las acciones de sus gobiernos.

En este contexto la información multilateral posibilita a que los Estados y ONG’s construyan plataformas informativas donde los datos son la materia prima para la visibilización de la gestión, pero al tiempo son herramienta fundamental para la difusión de información en poder de los gobiernos.

Según el reporte de Naciones Unidas sobre gobierno electrónico para 2012, la tendencia sobre disponibilidad y acceso a información sobre países que tienen abierta sus acciones en plataformas web, cada vez es mayor y cada vez se diversifica la forma en que se comunica y se busca interacción con la ciudadanía. Estas formas de interacción tienen unos focos de priorización donde la generalidad de los países han enfocado sus canales comunicativos a información sobre finanzas, educación, salud, trabajo, bienestar social, medio ambiente, entre otras. Estás políticas de información hacen parte de las motivaciones locales, pero son influenciadas por tendencias globales que demandan más comunicación y disponibilidad de datos de los Estados sobre sus acciones.

Los sistemas de información como bases de datos, y sistemas de análisis en línea son cada vez más comunes, además de aquellas plataformas digitales en las que se divulga y comunica información por parte de los gobiernos u ONG’s. El desarrollo web, ha permitido que la interacción entre información y la disponibilidad de la misma se pueda hacer de forma natural y con gran potencial para ser explotada en diferentes contextos. Ejemplos: Sistema de información de BID: http://datos.bancomundial.org/ Portal de datos abiertos del gobierno mexicano: http://portaltransparencia.gob.mx/pot/openData/openData.jsp Bases de datos del gobierno estadounidense: http://www.usembassy-mexico.gov/bbf/

Oportunidades

  • La apertura de la información cuenta con el peso de la información clasificada que manejan los gobiernos en sus gestiones, sobre todo aquellas que implican temas de seguridad nacional. Sin embargo, la experiencia con temas como Wikileaks genera una tensión natural sobre la confianza de las acciones de los Estados. A esto se suma la responsabilidad de los mismos sobre temas como la crisis financiera, la falta de trabajo en algunos países de Europa, etc., donde la ciudadanía desconfía de sus gobiernos.
  • Si bien la información multilateral es fundamental en la visibilización de las gestiones de lo público, la utilidad de las mismas es la clave de esta tendencia.
  • La consecución de información tiene una concentración sobre datos cuantitativos, los cuales son fundamentales para medir y evaluar la gestión pública en muchos contextos, pero es fundamental también que haya una migración de datos sobre la comprensión cualitativa de las acciones gubernamentales, lo cual permitirá mayor profundidad en todos los ámbitos que se comunican.

Evidencias

Big Data y la creación de políticas públicas en EEUU. En EEUU se realizó un pacto con el MIT para aprovechar la información de la ciudadanía para crear políticas públicas. El potencial del Big Data es el de poder conocer a la ciudadanía a través de sus acciones más cotidianas, sobre todo aquellas que están concentradas en canales informativos a través de sistemas de información de tarjetas de crédito, productos financieros, servicios de salud, etc., las cuales pueden ofrecer información sobre consumo de alimentos, actividades preferidas, en donde se focaliza el gasto, lo que le permite a los gobiernos poder tener otra mirada sobre la ciudadanía y sobre temas que son sensibles para ser intervenidos.

Safer Products http://www.saferproducts.gov Esta iniciativa de la comisión de protección al consumidor en lo relacionado a la seguridad de productos busca proteger al público de riesgos asociados al consumo de cientos de miles de productos. A través del portal www.SaferProducts.gov, consumidores, proveedores y profesionales de servicios del sector salud, y oficiales gubernamentales pueden enviar reportes sobre daños o fallos potenciales asociados a productos particulares. De forma automática, fabricantes o importadores reciben una copia del reporte, y tienen la oportunidad de comentar sobre la veracidad de los mismos y/o de las acciones que piensan ejecutar.

Tu base de datos libre – Venezuela En Venezuela se gestan procesos de implementación de tecnologías de información en una vía vanguardista que proclama la libertad de los contenidos en material de propiedad intelectual y gratuidad del acceso a software. En este panorama se han incentivado y desarrollado proyectos y alianzas que caminan hacía dicha dirección, entre ellos el proyecto del Centro Nacional de Tecnologías de Información con tubasededatoslibre.org. Con ella se busca, en palabras del CNTI, impulsar “la ejecución de este proyecto con el propósito de crear capacidades nacionales para potenciar el diseño y desarrollo de Bases de Datos (BD) Libres en las instituciones públicas, liberar al Estado del pago del licencias de manejadores de BD privativas, proteger la información que se genera en la Administración Pública Nacional (APN) y potenciar la Industria Nacional del Software Libre”. http://tubasededatoslibre.org/site/